fbpx
Arte y fotografía en la cuarentena

Arte y fotografía en la cuarentena

En marzo de 2020 hemos realizado fotografía de bodegones caseros, captando la importancia del tiempo y de la estética de la comida.

Durante este tiempo que hemos pasado en casa muchas de nuestras costumbres se han visto alteradas. Nos encontramos en un momento de redescubrimientos: nuevos hobbies, nuevas formas de estar conectados… en definitiva, nuevos hábitos. Estamos en un punto en el que se podría decir que tenemos la necesidad de estar entretenidos. Por lo tanto, muchas veces, ponemos más empeño a las cosas que hacemos. 

La dinámica de la asignatura Arte y Cultura Contemporáneos mezcla clases teóricas con clases prácticas. En estas últimas la mayoría de las veces llevamos a cabo reinterpretaciones de obras conocidas, pero también hay ocasiones en las que tenemos que hacer uso de toda nuestra creatividad para crear composiciones atractivas que cumplan unos parámetros preestablecidos. Silvia, la profesora, nos explica su visión y nos aconseja para ayudarnos a alcanzar los objetivos. 

En este caso, y pensando que necesitábamos distraernos de todo lo que estaba pasando a nuestro alrededor, nos propuso una tarea de investigación en Instagram. Teníamos que bucear entre publicaciones que contuviesen el hashtag #FoodPorn en busca de inspiración. Posteriormente, nuestra cometido era crear dos bodegones (no necesariamente comestibles) y fotografiarlos de manera que fuesen lo más apetecibles posible. 

Debido a que era un trabajo individual todos nos centramos en lo que pensábamos que iba a resultar más llamativo. En mi caso, intenté jugar con colores antagónicos para que se hiciesen destacar unos a otros y así conseguir contraste de forma natural. Lo que más complicado me resultó fue la composición del bodegón. 

A continuación, los testimonios de algunos de mis compañeros: 

“Yo me inspiré en otros bodegones y busqué, sobre todo, que la foto tuviese una buena iluminación y contraste para que el bodegón resultase apetecible”. – Sara Couto

“Jugando con colores y texturas compatibles intenté realizar un postre sencillo, basándome en lo que me gustaría encontrar en un restaurante hogareño”. – Aldara Martínez

“Yo me inspiré en los artistas que nos enseñó Silvia. Lo más difícil fue montar lo que iba a salir en la foto sin que quedase extravagante”. – Jaime Díaz

“A mí me pasó más o menos lo mismo que a Jaime: componer lo que iba a fotografiar fue lo más complicado. También presté atención a las luces para que no hubiese muchas sombras y estropease la foto”. – Juan Parra

“En mi caso me fijé mucho en que se distinguiese un buen contraste entre los colores de cada foto. Utilicé planos detalle con el objetivo de que hiciesen los bodegones algo muy tentador”. – Sara Naveiro

En conclusión, elementos como el contraste y la iluminación fueron piedras angulares en nuestras composiciones. En este tipo de prácticas en las que la creatividad es lo más relevante tenemos la oportunidad de demostrar todo lo que estamos aprendiendo día a día. Por otro lado, la posibilidad de compartir nuestros trabajos con el resto de compañeros y personas interesadas a través del Instagram de la asignatura (@pradodecesuga) proporciona una visión mucho más amplia de nuestro trabajo como clase.

Autora del post: Alba Costas Parada. Delegada del primer curso de Publicidad y RRPP.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies